NO QUIERO DIVORCIARME

NO QUIERO DIVORCIARME:

 

Y entonces,

 

¿POR QUÉ HAS ENTRADO AQUÍ?

margaritas

No es cuestión de desojar margaritas es de no tener miedo a ser valientes, y a tomar la decisión que le permita vivir con intensidad y felicidad su matrimonio, o que le haga optar por el divorcio pero con ilusión sobre su futuro.